Translate

30/9/16

“Las dos en Punto” Basada en hechos reales, una historia conmovedora los viernes 20.30 en el Kraft


‘Las dos en punto’
De Walther Sánchez Rodríguez



La guerra civil y los 40 años de dictadura franquista en España han dejado víctimas de todo tipo; algunas enterradas sin sepultura ni cruz, otras desterradas sin patria y sin bandera y millones aterradas sin paz en su propia tierra durante 40 años.  A esta última categoría pertenecieron las hermanas gallegas Coralia y Maruxa Fandiño Ricart que, por la militancia anarquista de sus hermanos y por ser mujeres, sufrieron la persecución, la miseria, el maltrato social, el castigo físico y hasta el horror de la violación sexual por los falangistas.

Pero Coralia y Maruxa sólo buscaban un poco de amor, algún hombre que les diera cariño, protección y, sobre todas las cosas, respeto. Ellas fueron perdiéndolo casi todo; ya nadie les dejaba costuras para hacer y se quedaron sin pan. Luego sin padres y también sin hermanos. Pero nunca perdieron la esperanza de que algún hombre se fijara en ellas y si no se fijaban, ellas se harían notar igual, con los colores de sus vestidos y su maquillaje excéntrico.

Los demás aterrados vieron en ellas un símbolo de  libertad, porque pese al horror, no perdían sus pequeños sueños. Ni el viento de los años pudo con ellas y ya viejas siguieron visitando la alameda de Santiago de Compostela a “Las dos en punto” cuando los jóvenes estudiantes dejaban los libros y recibían la mirada y hasta los piropos de las hermanas Fandiño Ricart.

Esta historia real, con dramaturgia de Walther Sánchez Rodríguez  y con dirección de Débora Ruiz, sube a escena en el recuperado Auditorio KraftCCNV  los viernes a las 20.30 hs.

El texto resulta acertadamente poético, no cae en golpes bajos ni en dogmatismos, la puesta es cuidada y las actuaciones son exactas, muy medidas y resulta, de tal conjunción, un hecho teatral sumamente emotivo y recomendable.


Luego de la función hablamos brevemente con el autor y también intérprete de “Las dos en punto” y esto nos dijo Walther Sánchez Rodríguez:

¿Cómo nace la idea de rescatar la historia de estas mujeres que, para nuestro público al menos, es una historia desconocida?

Sí, es una historia desconocida para muchos.  Yo desde chico tuve una particular fascinación por las personas supuestamente locas o que no estaban, al menos socialmente, en su juicio; recuerdo ir de paseo con mis padres y que mi madre me apretara la mano diciéndome que tenga cuidado porque aquella mujer está loca, porque la pobre estaba a los gritos, hablando sola y eso es algo que me quedó. Y Hace unos años descubrí la historia de estas hermanas y vi su fotografía, la misma fotografía que ahora usamos en el flyer de la obra, empecé a profundizar la historia y era una cosa de ansiedad en mí por seguir leyendo sobre el tema y quedé fascinado.  Yo estuve en Galicia en el año 93 pero no me enteré de la historia porque no estaba la estatua famosa que está hoy en La Alameda.  Hay también una particularidad que es una atracción también que tengo por aquellos personajes que, equivocados o no, se han jugado por un ideal y aunque no soy dramaturgo, como veníamos con Marcela Fernández Señor haciendo teatro en lengua gallega, decidimos llevarla a escena.

¿Y cómo fue el proceso para llevarla a escena?

Con mucha ayuda. Quiero decir que fue un trabajo de grupo, he recibido mucha ayuda de mis compañeras de elenco y de la directora, que desde el momento en que empecé a escribir la historia, pensé en esta directora y en estas actrices, y podíamos haber estrenado el año pasado pero por compromisos que teníamos con otras actuaciones se fue postergando.

Ustedes han cuidado mucho el vocabulario, el idiolecto, el modo de decir gallego que lo han hecho con mucho acierto.

La idea del grupo es hacerlo también en lengua gallega, pero obviamente, acá en Buenos Aires, pocos lo entenderían, entonces, hay que hacerla en castellano pero sin perder esa particularidad que tiene el gallego, incluso hasta cuando habla castellano.

“Dejaré dormir mi voz, callaré los horrores, me veré en el espejo siempre joven. No quiero parecer un maniquí aberrante que va regalando sus tripas, al que pasea mientras suena la banda. Prefiero ser una muñeca de porcelana: polvo de arroz en mi rostro, colorete en mis mejillas y un carmín en mis labios...”.

El espectáculo, lo presenta la asociación gallega ‘Echando Raíces’ con producción de Verónica Torres Bugallo, con las actuaciones de Marcela Fernández Señor, Liliana Olmo y Walther Sánchez Rodríguez.

Ficha Artística y técnica:

Elenco:
Maruxa Fandiño Ricart: Marcela Fernández Señor
Coralia Fandiño Ricart: Liliana Olmo
Peregrino: Walther Sánchez Rodríguez
Dramaturgia: Walther Sánchez Rodríguez
Colaboración Artística: Marisa Villar
Vestuario y Escenografía: Lucía Trebisacce
Diseño de Iluminación: Débora Ruiz - Lucía Trebisacce
Asesoría en Maquillaje: Mercedes Lagunas
Música: Xeito Novo
Fotografía: Joaquín Amoia
Video: Pamela Fadiga
Diseño Gráfico: Florencia Pignataro
Producción: Verónica Torres Bugallo
Dirección: Débora Ruiz


Funciones: Viernes - 20:30 hs
Entrada general:  $ 150,00
Descuentos a jubilados, estudiantes y grupos

Auditorio KraftCCNV (Florida 681, CABA)

1 comentario:

  1. Muchas gracias por haber asistido Roberto, y por tu mirada !!!

    Un cordial saludo, Walther Sànchez Rodriguez

    ResponderEliminar