Translate

17/3/16

Preocupación en el circuito teatral por las tarifas de electricidad


El aumento de las localidades no es la única solución posible



Por Roberto Famá Hernández

Existe una muy justificada preocupación entre los empresarios teatrales por el aumento salvaje en las tarifas de electricidad, pero no es sólo eso, el problema es muy grave por cuanto la economía toda está en recesión, crece el desempleo y no se puede esperar nada de un gobierno, en Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires,  que no demuestra ningún interés por la cultura.
 Veamos algunos de los valores que por insumo eléctrico deben afrontar las salas teatrales:

Maipo de 17.300 a 89.400
Liceo, de 6.800 a 38.200
Multiteatro, de 11.600 a 60.700 
Tabarís, de 9.100 a 48.100
La Plaza, de 10.500 a 74.900
Konex, de 11.500 a 51.800
Picadero, de 8.600 a 34.500
Nacional, de 15.300 a 99.700
Timbre 4, de 5.000 a 25.000
Del Pueblo, de 1.500/1.800 a 7.400
La Carpintería, de 1.000/1.500 a 7.500

Si  bien el costo de la luz es muy importante no es cierto que, como plantea el diario La Nación y algunos empresarios de salas, que el valor de las entradas deba subir en el mismo porcentual. Por ejemplo, en el caso de Multiteatro, los $ 49.100 adicionales que ahora debe abonar de aumento, equivale a 123 entradas actuales, si aumentaran 480% las entradas, que pasarían de $400 a $ 1920 el aumento de la luz quedaría cubierto con sólo el aumento en 32 entradas.

De modo que el aumento desmedido del valor de las entradas no es la única solución, quizás sea la que menos ingenio requiera, pero hay otros recursos a aumentar antes que el valor de las entradas, que dejaría fuera de nuestros teatros a segmentos mayoritarios del público. No se pueden adoptar soluciones que agraven el problema.

 Antes deberían pensar en aumentar el valor de las publicidades en los programas de mano, o bien el alquiler de las salas para eventos comerciales o conferencias en días u horarios en que se encuentran sin funciones teatrales o quizás ¿por qué, no? contrariamente, ofrecer funciones especiales a precios realmente populares para que los sectores más castigados, como los jóvenes y los adultos mayores, no deserten de las salas teatrales.


Que la situación creada por los tarifazos es grave, lo es, pero hay que pensar también en conservar al público que hoy también sufre los tarifazos y el desempleo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario