Translate

10/3/15

El CELCIT cumple 40 años de gestión


“Carlos Ianni: profesamos la fe de los artistas comprometidos con su sociedad y su tiempo”



Por Roberto Famá Hernández
Miembro de la Asoc. Arg. de Crítica e Investigación teatral

El Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral  (CELCIT) cumple 40 años de gestión al servicio de la comunicación entre los teatristas de América Latina, España y Portugal, al tiempo que trabaja para la investigación, la formación, la promoción y la difusión de las artes escénicas iberoamericanas en el mundo. Una de las sedes más destacadas por su intensa labor es la de Buenos Aires creada en 1979 y que ha recibido más de 40 premios por su calificada gestión. Hablamos con su director, el docente y director teatral Carlos Ianni y esto nos dijo:

Carlos, pasaron 40 años, ¿Cómo fue aquel inicio y qué cosas cambiaron desde entonces?

Ateneo de Caracas - Nueva Sede
En aquel año 1975, el Ateneo de Caracas, (- es una institución que desde 1941impulsa el arte, la cultura y el pensamiento político en Venezuela-)  convoca a una reunión en Caracas de referentes culturales de América Latina, para ver qué respuesta se daba desde el campo cultural a la coyuntura, ya que iban cayendo, una a una, las democracias en América Latina y había una enorme diáspora de gente de la cultura con exilios voluntarios e involuntarios. Y allí, la comisión de teatro de ese encuentro propone la creación de una institución que sea vehículo de comunicación entre los teatristas de América Latina. El Ateneo de Carcas toma la iniciativa y funda el CELCIT que durante los primeros meses estuvo bajo la tutela del Ateneo y luego se independizó. El CELCIT se creó entonces, para perseguir la utopía de una América Latina integrada culturalmente. Y me preguntabas también que cambió; mirá, primero que aquí, hace no sólo 40, sino 20 o 25 años atrás, el estreno de una obra de autor latinoamericano era una mosca blanca, y es difícil interesarse por aquello que no se conoce y los autores latinoamericanos en Buenos Aires eran desconocidos, por esta costumbre que hemos tenido siempre de mirar a Europa o a Broadway. 

También, que una compañía latinoamericana pasara por Buenos Aires, fuera de los grandes festivales era muy difícil. Hoy esas cosas han cambiado mucho y creemos que en gran parte por la siembra que hemos venido haciendo durante estos años. 

Link a la Colección del CELCIT
Fijate que nosotros tenemos una colección de obras teatrales de autores latinoamericanos contemporáneos, con el propósito de difundir su dramaturgia y ya vamos por los 400 títulos publicados y es una colección que se ha descargado de nuestro sitio de internet más de dos millones de veces. De modo que en tal sentido la divulgación que alcanzamos me produce satisfacción y recibimos el agradecimiento de los autores publicados porque fueron dadas a representarse en los lugares más insospechados del planeta.

Los festivales demuestran que no hay un “teatro latinoamericano” sino diversas teatralidades en toda Latinoamérica muy distintas, ¿cómo se nutren mutuamente, entonces, de la diversidad, cuando las dramaturgias, las experiencias y las estéticas son tan dispares?

Yo creo que uno de los rasgos indentitarios del teatro latinoamericano es justamente su diversidad. Y a pesar de esta diversidad, percibo que sigue teniendo algunos rasgos comunes muy importantes: Es un teatro sumamente creativo en un continente donde se sigue haciendo teatro por pasión. Es un teatro que se nutre permanentemente de la realidad, por lo que me gusta decir que es un teatro realista, más allá de las formas que adopte. Es un teatro obsesionado con un tema; la justicia. Y es, fundamentalmente un “teatro de grupos ” Estas cuatro características: teatro por pasión, realismo, la justicia como tema obsesivo y el teatro de grupo, sólo lo vas a poder encontrar estructuralmente unidos en América Latina, más allá de las diversas formas, de los diferentes estilos y de las distintas escuelas.

Ahora, el CELCIT ha tenido también una labor intensa en cuanto a la formación con un alto compromiso ético y social del artista, ¿cómo es semejante tarea en la diversidad social?

Mirá, si bien nosotros no excluimos nada, hemos tomado partido por un teatro fundamentalmente actoral, donde lo importante es el artista que está sobre el escenario, aunque obviamente que el resto de los lenguajes, como escenografía, vestuario, iluminación, acompañan y son muy importantes, pero el acento lo ponemos en el trabajo del actor y a la vez profesamos la fe, de unos artistas comprometidos con su sociedad y su tiempo, por lo tanto estas condiciones ideológicas están muy marcadas, independientemente de las diversas realidades de cada lugar. La formación es la misma, después en cada lugar, en la concreción, en la práctica, es donde asume realidades diferentes y te doy algún ejemplo: Juan Carlos Gené llega a Caracas, exiliado, se vincula fuertemente al CELCIT y hace del CELCIT su casa y empezó a desarrollar su tarea pedagógica formando actores y durante varios años, había un grupo de estos actores que se repetían en cada taller que se habría, hasta que decidieron formar un grupo, que es el Grupo Actoral 80 (*) conformado por
actores de distintas nacionalidades y en la medida que se conforman como grupo, una decisión que tomó Juan, fue que cada uno se expresara en su lengua natal, que esa diferencia que había de tomadas y demás, se conservara y es un hecho concreto de grupo consolidado en la diversidad.  Por otro lado, Nicaragua tiene una realidad muy diferente a la de Caracas o a la de Buenos Aires, y en Managua, su capital, no hay una sola sala de teatro, salvo el teatro Nacional, - que está más para alquilarse para eventos que para hacer teatro -  y cada compañía sólo puede hacer dos o tres funciones, allí hacer teatro es puramente vocacional, lo que te marca una realidad muy distinta, ensayar varios meses una obra que sabés que sólo tendrá esas pocas funciones, cuando aquí, si te va bien, podés estar dos o tres años dando funciones y sí, son realidades distintas pero hay que darles respuesta y las damos de acuerdo a nuestras convicciones.



* (El Grupo Actoral 80  se erigió desde sus inicios,  sobre la base de la total autogestión, no sólo financieramente, sino considerando al actor como un sector creativo, capaz de autogestionar su propia creación creativa. De ahí, que todo miembro del grupo tenía el derecho de proponer y realizar su trabajo, con la sola condición de coordinarlo con las otras propuestas y con un bajo presupuesto.)





No hay comentarios:

Publicar un comentario