Translate

4/10/14

La Encuesta Latinoamericana de Hábitos y Prácticas Culturales 2013 de la OEA

 LOS CONSUMOS CULTURALES EN TODA LATINOAMERICA


Por Roberto Famá Hernández
                                                              Miembro de la Asoc. Arg. de Invest. y Crítica Teatral 

La Encuesta Latinoamericana de Hábitos y Prácticas Culturales 2013, de la OEA, demuestra que en los pocos años vividos del Siglo XXI crece el consumo cultural en Latinoamérica y la tendencia es ascendente. Pero lejos está aún de alcanzar a todos los niveles sociales.
Aquí el principal desglose de la encuesta en lo referente a la Argentina en general y al teatro en particular en toda América Latina.

ARGENTINA
Uno de cada diez argentinos va al cine una vez a la semana y son quienes más a menudo asisten a espectáculos musicales. Un tercio de los encuestados aseguró haber estado entre una y tres veces en el último año. El 20% dijo que había ido al cine al menos una vez en el último trimestre. Junto con México y Brasil, este país tiene uno de los mercados audiovisuales más grande de la región, lo que según el estudio podría explicar esa querencia por las salas de cine. Se sitúan además por encima de la media en libros leídos al año (4,8). Tres de cada cuatro (76%) aseguran que leen por la necesidad de estar informados y casi la mitad (47%) por el mero disfrute de hacerlo. También está entre los países que dedican más tiempo a ver vídeos (diariamente el 4% y el 28%, una vez por semana).

ASISTENCIA AL TEATRO
Datos generales

El 67% de los latinoamericanos encuestados nunca ha ido al teatro, lo que representa una cifra algo superior al de aquellos que dijeron no haber acudido al cine en los últimos 12 meses (65%).
No obstante, tomando en consideración los datos reportados por el Eurobarómetro (2013) este porcentaje es ligeramente inferior al de los europeos donde la tasa de no asistencia fue del 70% para el mismo año.
Entre aquellos que afirmaron haber asistido al teatro, la mayoría señaló que lo hizo hace más de un año (18%), el 5% hace un año, el 3% hace seis meses y el 4% hace tres meses (ver gráfico 8).
Es interesante señalar que mientras en América Latina la diferencia entre los que no asisten al cine (65%) y al teatro (67%) es pequeña, en los países Europeos estas diferencias se acentúan de manera significativa, siendo un 48% los que no han ido nunca al cine y un 70% los que indican no haber ido nunca al teatro.

Porcentajes de respuesta por países

Los datos más significativos son los referentes a los porcentajes de no asistencia. De nuevo, según recogen los datos de las encuestas, los países centroamericanos concentran los mayores porcentajes de personas que nunca han ido al teatro: el 86% de los nicaragüenses, el 84% de los hondureños, el 81% de los guatemaltecos y el 79% de los salvadoreños no han participado nunca en este tipo de práctica cultural. En Argentina el 49% nunca fue al teatro.

En relación a las respuestas de los que sí afirman haber asistido alguna vez al teatro, las mayores tasas de asistencia anual se registran en Costa Rica y Uruguay ambas situadas en un 19%. Les siguen Colombia y Argentina con el 17%. Mientras que las más bajas se ubican en los países centroamericanos, que junto a Perú y Paraguay no superan el 8%

Edad

En relación con la edad, las diferencias encontradas sobre la frecuencia de asistencia al teatro no son elevadas. El 68% de las personas de entre 31 y 50 años afirmaron no haber asistido nunca a una representación teatral, porcentaje muy similar al grupo de mayores de 51 años (67%), aunque algo inferior al de los más los jóvenes (65%). Sin embargo, al valorar el período que va de tres meses a un año, se observa que la asistencia al teatro disminuye ligeramente a medida que aumenta la edad de los encuestados.

Nivel Educativo
La mayor o menor asistencia al teatro está fuertemente ligada al nivel educativo. El 84% de la población con una formación menos que básica nunca ha asistido a una representación. Este porcentaje se reduce al 71% para aquellos que cuentan con formación básica, al 56% para los que tienen una formación media y al 37% para las personas que han alcanzado estudios superiores. De igual forma, a medida que aumenta el nivel de formación, aumenta el porcentaje de personas que asisten al teatro.

Nivel Socioeconómico
El 86% de las personas con bajo nivel económico, nunca asistieron al teatro, en niveles socioeconómicos medianos el porcentaje es del 73% y en los niveles más altos es del 54%

¿Qué hacer? 

Aumentar el número de salas o la dotación de recursos a los creadores son condiciones necesarias pero no suficientes para despertar el interés de los latinoamericanos para asistir a este tipo de representaciones. Es preciso, por lo tanto, elevar el nivel educativo de los jóvenes y potenciar la educación artística y las experiencias teatrales en el currículo de la educación básica y secundaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario