Translate

1/8/14

La trata de personas en una obra de Patricia Suárez


LA VARSOVIA
Dirección y puesta en escena de Marcela Robbio



Por Roberto Famá Hernández
Miembro de la Asoc. Arg. de Invest. y Crítica Teatral

Con puesta en escena y dirección de la coreógrafa y directora Marcela Robbio, se presenta en el escenario del Teatro El Portón de Sánchez, en su segunda temporada, la obra “La Varsovia” (Premio Instituto Nacional de Teatro 2001), de la periodista y escritora rosarina Patricia Suárez, que escribió esta obra como parte de su trilogía “Las Polacas” (Historias tártaras, Casamentera, La Varsovia) por la que fue nominada al Premio Trinidad Guevara.  
 “La Varsovia”  relata en cuatro escenas el viaje en barco, de Polonia a Buenos Aires, de dos mujeres – Rachela (Virginia Jáuregui)  y Mignon (Vanina García ) – judías y polacas a principios del siglo XX, en una clara referencia al accionar de la red internacional de trata de personas llamada Zwi Migdal, que existió en esos años y que se especializaba en la prostitución forzada de mujeres de origen judío, que eran seducidas con falsas promesas de casamiento o de excelentes trabajos en América. Una red de trata de personas que se valía del engaño primero y la violencia después, para someter a esclavitud sexual a mujeres vulnerables por su pobreza o desamparo familiar. 



En esta puesta de Marcela Robbio se presenta en escena el personaje de Schlomo, (el cafishio polaco escondido bajo falsas identidades) que en el texto es un personaje ausente, y que aquí  es interpretado acertadamente por Juan González, excelente voz y una muy marcada expresión corporal con movimientos coreográficos, con el que  Robbio logra muy cuidados momentos de erotismo y flexibilidad estética en la puesta.
A medida que el viaje avanza, la escenografía practicable va recorriendo el espacio y los velos del engaño van cayendo, la cruel realidad de estas mujeres esclavizadas gana en un fuerte giro dramático que, tanto Virginia Jáuregui como Vanina García, resuelven adecuadamente y precipitan la acción hacia un desenlace tan sorpresivo como conmovedor.



Sobre la obra dijo su directora Marcela Robbio:

“Nos interesa muy especialmente la obra de Patricia Suárez ya que esta vez la historia no la escribe un hombre, su mirada tiñe el relato de sentimientos propios del mundo femenino. La autora logra conmovernos desde la cotidianeidad del relato, desde hechos casi banales hasta hundirnos en lo más oscuro de la vida de los protagonistas sin dejar de lado el humor.
Estas mujeres a pesar del destino siniestro que les tocó vivir descubren de que reírse, y se enamoran de un hombre que nunca hará honor a sus sentimientos, y nos obliga a preguntarnos: ¿Qué nos pasa a las mujeres cuando nos enamoramos? ¿Por qué nos perdemos? ¿O nos enamoramos para evadirnos de un final con muerte anunciada… como instinto de vida, como un último suspiro? ¿Acaso el amor nos liberará de nuestro designio? ¿Y los hombres? ¿Cómo participan de esta historia? ¿Son espectadores? ¿Son protagonistas?…
 Por estas preguntas sin respuestas cerradas, ni verdades absolutas, por su actualidad, (seguiremos enamorándonos…) por su temática (la trata de personas) y por como aborda la autora los sentimientos contradictorios de los personajes, es que decidimos tomar el desafío de montarla.” 

Tanto la puesta como las actuaciones son inobjetables, escenografía, música, vestuario y diseño de luces son acertadísimos. El texto tiene momentos claros de humor, otros ingenuos y alguno bastante audaz, pero rotundamente no es un alegato contra la trata de personas, no es una denuncia, ni tampoco un relato histórico; es necesario hacer esta aclaración porque  hay hechos históricos que son ampliamente conocidos y que no están en esta obra, como que durante el mismo viaje a América, las mujeres eran violadas, golpeadas y encerradas en jaulas en donde pasaban hambre y difícilmente alguna de ellas permanecería enamorada del rufián.

Ficha técnica artística:

Intérpretes: Vanina García, Juan González, Virginia Jauregui
Vestuario y Escenografía: Agustina Filipini
Iluminación: Alfonsina Stivelman
Música: Kroke & Nigel Kennedy, Osvaldo Fresedo
Diseño gráfico: Bárbara Padin
Asistencia técnica y de dirección: Damian Saban
Producción: Alexis Losada
Puesta en escena y Dirección: Marcela Robbio.

EL PORTON DE SANCHEZ: Sánchez de Bustamante 1034 (CABA)
Teléfonos: 4863-2848

Entrada: $ 100,00 / Jubilados y Estudiantes $ 70,00 - Jueves - 22:00 hs

Espacio Publicitario:


No hay comentarios:

Publicar un comentario