Translate

4/5/14

En Hasta Trilce los sábados a las 20


“LA OGRESA DE BARRACAS”
Una arriesgada propuesta de Gonzalo Demaría



Esta pieza concebida en díptico con “La Maestra serial”, versa sobre el encuentro entre dos culturas: la local representada en un gaucho estilo Juan Moreira y los inmigrantes, representados por estas maestras bostonianas que con su inglés llegaban al país para “educar” a los criollos residentes. La leyenda urbana cuenta sobre una dama de negro paseándose por los saladeros del barrio porteño de Barracas en busca de pupilos. Dicen que se los come, de ahí el apodo de Ogresa. Por lo demás, es fina, rubia y habla inglés. Sus víctimas no se resisten a su encanto bostoniano y caen como moscas en la telaraña. Hasta que un gauchito, émulo de Juan Moreira, la acorrala en su cueva. Este diálogo imposible ocurre en septiembre de 1888: fecha de la muerte de Sarmiento y de los crímenes del primer asesino serial de la historia, Jack el Destripador.




Por Roberto Famá Hernández
Miembro de las Asoc. Arg, de Invest. y Crítica Teatral

Fotografias: Caludio Larrea:

A esta altura nadie puede negar la enorme capacidad creativa de Gonzalo Demaría que se autoimpone desafíos como autor, que luego logra superar ampliamente como director. Ya, en “LA ANTICRISTA Y LAS LANGOSTAS CONTRA LOS VÍRGENES ENCRATITAS” Demaría nos presentó un texto versificado para contarnos de una satánica mujer que chupa la sangre a los gauchitos. Si con el texto versificado alguien podía pensar que se complejizaba, ahora, con “LA OGRESA DE BARRACAS” redobla su apuesta y nos entrega en clave de humor negro, una obra bilingüe, en castellano e inglés, con subtitulados simultáneos, para  hablarnos de un claro enfrentamiento de opuestos, que luego, con el desarrollo dramático se verán complementarios. Así descubre la otredad, la semejanza en las diferencias, amalgama lo culto con lo popular, lo que nunca sucedió con lo histórico, lo honorable y lo profano, la civilización y la barbarie.
Claro que Demaría corre riesgos, experimenta, pero no deja nada librado a la suerte; sabe perfectamente que quiere decir y encuentra la manera mejor de hacerlo y es evidente, en todos sus trabajos (El Diario del Peludo, El Cordero de Ojos Azules...) que hay un profundo trabajo de investigación histórica, y no porque le interese hacer un teatro histórico, sino para darle un marco de verosimilitud tal, que el espectador no se preguntará si tal historia es o no real, sino que saldrá de la sala con la certeza de haber visto en escena algo, que bien pudo haber sucedido, a pesar de lo disparatado que parezca.

Pero Gonzalo Demaría no está solo en este desafío; cuenta con la estupenda interpretación de la actriz y cantante Lucila Gandolfo, a quien no vamos a descubrir ahora (En enero del 1993 estrenó Broadway II en el teatro Blanca Podestá, luego la aplaudimos en “Films, Luz, Cámara… Canción” en el Lola Membrives y más tarde “Hermanos de Sangre” en el Metropolitan II, como la Sra. Lyons, con Norma Aleandro haciendo Masterclass,  y más, mucho más…) excelente siempre, impecable de principio a fin, dueña de una dicción y una calidad vocal exquisita y un manejo del tiempo escénico preciso, dando vida a esa maestra bostoniana en tiempos de Sarmiento, que de alguna manera espeja al personaje, también escrito por Demaría, que la misma Gandolfo presenta los domingos a las 20 en El Camarín de las Musas bajo el título “LA MAESTRA SERIAL”   
También como director Demaría sabe sacar provecho del trabajo de Nahuel Bazán, que con acierto hace propio el idiolecto de su personaje, maneja un discurso físico correcto y logra momentos de complicidades necesarias con el público, mediante pequeños gestos y miradas, pero sin abusar del recurso.

La escenografía y el diseño de luces son correctos; ahora, sería mucho más recomendable que los subtitulados simultáneos no sean a proscenio y arriba, porque el foco de atención del público se aleja inevitablemente de la acción; seguramente con los subtitulados a foro esto mejoraría mucho, fundamentalmente para las primeras filas de plateas.
“LA OGRESA DE BARRACAS” una propuesta de Gonzalo Demaría que recomiendo no dejar pasar, los sábados a las 20 en Hasta Trilce.

Ficha técnica artística:

Autoría: Gonzalo Demaria
Actúan: Nahuel Bazan, Lucila Gandolfo
Vestuario: Julio Suárez
Escenografía: Gonzalo Córdova
Diseño De Afiche: Alfredo Sabat
Diseño de luces: Gonzalo Córdova
Realización de vestuario: Aníbal Duarte
Música original: Gerardo Gardelin
Fotografía: Claudio Larrea
Ilustrador: Alfredo Sabat
Asistencia de dirección: Lalo Lanusse
Prensa: OCTAVIA Gestión Cultural y Comunicación
Coreografía: Alejandro Ibarra

Dirección: Gonzalo Demaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario