Translate

5/4/14

Laura Finguer y Silvina Mennuti: Para nosotras contar a dúo no es una comodidad, sino una necesidad.

Dúo Verde y Violeta
Dos hechiceras de la palabra


Por Roberto Famá Hernández
Miembro de la Asoc. Argen. De Crítica e Invest. Teatral
“Y para salvar su vida ella contó cuentos…
cuentos de mujeres que cuentan cuentos.
Y en cada uno de esos cuentos,
vivió para siempre”

El Dúo Verde Violeta, conformado por Laura Finguer y Silvina Mennuti, sigue con sus presentaciones en el Espacio Teatral Alquimia (SANTOS DUMONT 4392-Chacarita). En esta oportunidad ofrecen el espectáculo "HISTORIAS DE ALGUNAS... ALGUNAS HISTORIAS" donde nos entregan un delicioso repertorio de cuentos, pero con personajes que “viven” en ese efímero instante de la palabra; personajes que respiran, que están allí, se los ve amar, sufrir, reír, y es que cada historia “sucede” sobre el escenario, el público se vuelve testigo de cada relato, con la exquisita magia que estas verdaderas hechiceras de la palabra, saben imprimirle a sus cuentos.
Para conocerlas un poco más hablamos con ellas y esto dijeron:


RFH: ¿Cómo y cuándo se encuentran y deciden formar este dúo?

LF: Nos encontramos en 2010, en un taller de narración al que fuimos. Yo llegué un poco tarde ese día, y siempre, el primer día, una mira un poco donde va a sentarse y que se yo, intuición, química o como se llame, decidí sentarme al lado de ella y nos pusimos a conversar: al momento descubrimos que mi mamá fue su primera profesora de narración. Luego hicimos otros talleres juntas y con otros compañeros hicimos un grupo que se llamó “Contar con vos” y en un momento me invitan a contar cuentos infantiles en un club y la invité a que lo hiciéramos juntas. Ahí surgió la idea de crear el dúo.

RFH: - ¿Cómo es la selección de los textos? ¿Cada uno aporta el suyo? ¿Cómo lo arman?

SM: - Principalmente, una cuenta un cuento que a una le gusta, que la atraviesa, porque si no es así, no se puede contar. A mí me pasa muchas veces que ella me dice: “leí un cuento y lo veo que puede ser para vos” o yo encuentro alguno que creo le va mejor a ella y se lo digo, o hay cuentos que entendemos que podemos hacer a dúo. Tenemos también una bibliotecaria amiga que nos manda muchos cuentos para ser contados a dúo, porque ella dice que los imagina contados por nosotras, pero siempre finalmente es muy personal la elección.

RFH: - Pero, ¿por dónde pasa esto de que pueda ser mejor para una que para otra?

LF: - Las dos tenemos una línea de trabajo similar, esto de trabajar a partir de la imagen, tenemos formación técnica similar pero cada una tiene un estilo diferente y hay cuentos que al leerlos, como conocemos el estilo de la otra, que le sentaría mejor a ella o a mí. Es una construcción, una búsqueda bastante intensa que hacemos las dos. Para nosotras contar a dúo no es una comodidad, sino una necesidad.

SM: - Es muy intenso el trabajo que hacemos también en talleres, como el de entrenamiento con Claudia Quiroga, del cuerpo y de la voz, y todo eso nos nutre muchísimo; una quizás no se da cuenta en el momento, pero cuando preparamos los cuentos ahí, todo lo que hicimos en los talleres va decantando y  aflora todo lo que vinimos trabajando antes.



Me despido de ellas pensando que he estado con dos auténticas hechiceras de la palabra y no puedo menos que recomendar fervientemente que, en la primera oportunidad que se le presente, vaya usted a ver a estas fascinadoras, que manipulan objetos imaginarios, que no desperdician una sola de sus miradas o silencios y se acompañan a veces cantando a capela, con un trabajado repertorio y una perfecta conjunción vocal. Para no perderles el rastro, siga su facebook Verdevioleta Cuentos 


Espacio de Publicidad:

No hay comentarios:

Publicar un comentario