Translate

2/4/14

En Puentes Amarillos una obra escrita y dirigida por Jorge Acebo

Wake Up, Woman
La violencia de género puertas adentro


Por Roberto Famá Hernández
Miembro de la Asoc. Arg. de Crítica e Investigación Teatral

Puentes Amarillos es una nueva y muy bonita sala ubicada en el 1230 de la calle Libertad, que cuenta con la colega Sandra Commisso como programadora. Ella, seguramente entre muchas otras propuestas, eligió a Wake Up, Woman, de Jorge Acebo (sábados, a las 21) para abrir su programación. Una obra que nos muestra la violencia de género de puertas adentro y que fue declarada de Interés social y cultural por la Legislatura porteña de la Ciudad de Buenos Aires, por la Confederación parlamentaria de las Américas y por la Red de Mujeres parlamentarias de las Américas. Además, Wake Up, Woman cuenta con el apoyo de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género, dependiente del Ministerio de Justicia y derechos humanos (Presidencia de la Nación), y el apoyo de la Dirección General de coordinación de políticas de género, Mujeres sin miedo y Juntas por la izquierda.
En Wake Up, Woman Natalia y Federico se conocen. Se enamoran. Se casan. Conviven y comienzan a presentarse las dificultades. Quizás, una historia de amor con dificultades, puede recomponerse. Tal vez uno podría pensar que algunas fisuras pueden no dejar huellas en su paso. ¿Cómo hacer para intentar dejar atrás o superar tantas contrariedades que quedan grabadas en el alma, en los recuerdos, en el cuerpo…? Cuando se acaban las certezas, empieza la verdadera historia.

Un párrafo para destacar la actuación de Natalia Pascale que debe trabajar en situaciones límites de mucha potencia escénica y lo supera con una enorme entrega y con mucho talento.

Hablamos con Jorge Acebo, autor y director de Wake Up, Woman y esto es lo que nos dijo:

RFH: ¿Cómo nace en vos, más que la idea, la necesidad de escribir esta obra?

JA: - Te agradezco la pregunta, porque “necesidad” es una palabra que identifica este proyecto absolutamente. Me pasa que yo trabajo con temas de género desde hace años, temas como, la mujer y la discapacidad, la mujer y la locura, la mujer y la soledad,  vengo con la temática de género desde hace tiempo, porque la mujer en el escenario, como tema, me parece muy “tentadora” y contar historias de género me parece súper interesante. Me pasaba especialmente con Wake Up, Woman que me costaba mucho escribir una historia que tuviese que ver con violencia de género, no lo lograba. Como dramaturgo iba a hacer entrevistas, estaba con grupos de contención de mujeres golpeadas, me inspiraba muchísimo, pero no lograba salir la historia. Hasta que encontré un grupo de hombres golpeadores en terapia, que fue lo que me terminó de abrir la cabeza; el dolor detrás de todo el dolor que se ve en la figura de la mujer.  Ahí empezó esta necesidad de escribir una historia que fuese profundamente una historia de amor, que al aparecer las fisuras, al aparecer las primeras heridas, nos hable de ¿qué pasa con el amor? ¿Dónde se instala la pasión? ¿Qué pasa con las relaciones? Y una historia que, por sobre todas las cosas, estuviese escrita con mucho respeto y que intentara no juzgar a nadie en un tema tan fuerte como es la violencia de género y ése era el desafío.

RFH: Y seguramente un esfuerzo prolongado en mucho tiempo de ensayo para llegar e esta puesta; ¿qué tiempo te llevó luego como director de la propuesta?

JA: - Estuvimos un año y un mes trabajando este espectáculo. Yo creo que todo ese trabajo previo se nota en un silencio, en una mirada, en una palabra, creo en un trabajo de minuciosidad para poder contar una historia por más que sean dos personajes. Además la obra tiene partes de danza que hubo que entrenar eso también. Hay partes de video que hace un año que filmamos, entonces, hay mucho, pero mucho trabajo, para intentar lograr la mejor calidad.

RFH: En el uso de la multimedia, me pareció notar que en la pantalla están los momentos felices de la historia y lo trágico sucede en la escena, ¿Qué buscaste con ese contraste?

JA: - Sí, no sólo ver esos momentos de felicidad sino ver que son momentos que los vivimos todos, que le pueden haber pasado a cualquiera, buscar esa contemporaneidad de una pareja joven y ver que una historia de violencia le puede ocurrir a cualquiera. Lo que tiene que ver con el material audiovisual, te instala en que nadie está libre de que le ocurra algo así, en el rol que sea, el de víctima o el de victimario. En los videos se muestra una felicidad que duele al espectador porque es la felicidad que no pudo ser.



Ficha técnica artística:
Actores: Natalia Pascale- Sebastián García.
Diseño de iluminación: Paula Fraga.
Operador técnico: Hernán Felipe.
Vestuario: Magalí Romero.
Escenografía: Ayelén Betti.
Filmación de videos: Federico Perez Gelardi
Fotografías: Federico Perez Gelardi – Brenda Taubin- Florencia De Giovanni Pacini
Edición de videos: Hernán Felipe
Trailer: Brenda Taubin- Florencia De Giovanni Pacini
Diseño gráfico: Angie Figueroa
Prensa: Marisol Cambre
Dramaturgia y Dirección: Jorge Acebo

Sábados a las 21hs.
Puentes Amarillos Club de arte | Libertad 1230 | CABA
Localidades: $80 | Estudiantes y jubilados: $60
Reservas: 4815-9292 o por mail a: info@puentesamarillosweb.com

En Facebook: Wake up, woman | Duración: 65 minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario