Translate

5/3/14

Todo sobre el No cierre del IFT

EL IFT CON ALGUNAS COSAS CLARAS
Y OTRAS NO TANTO
Por Roberto Famá Hernández



Luego de casi dos horas de conferencia de prensa, (donde los periodistas éramos minoría) pocas cosas han quedado más claras y poco se agrega a lo que ya se había publicado en el comunicado oficial del día 4. Pero pareciera ser que sí falta claridad, no es porque quiera echarse oscuridad para que algunas cosas no se sepan, sino porque muchas cuestiones muy importantes (todas lo son en este momento) no están decididas de manera definitiva aún y siguen evaluando más que caminos a seguir, salidas de emergencia de una situación financiera y edilicia que es gravísima. Es de suponer, entonces,  que un exceso de celo en no dar por decidido lo que aún lo está, le ha agregado “ruido” a las comunicaciones. No se entiende de otra manera que el primer comunicado oficial de fecha 28 de febrero aparezca ambiguo y demasiado escueto, considerando que pocas horas hábiles después, terminado el fin de semana largo de carnaval, aparezca un segundo comunicado oficial (ver al final de la publicación) donde de alguna manera sí salen a responder a la enorme ola de rumores, (muchos de ellos exageradísimos y otros no tanto pero reflejando todos honda preocupación) que se expandieron por las redes sociales.
Veamos muy brevemente algunas de las cosas que han quedado más claras y cuáles no tanto:
  • ·        Queda claro que la situación edilicia y financiera del IFT es gravísima y ha puesto a este teatro al borde de la quiebra. No queda claro a cuánto asciende el pasivo y que causas han provocado semejante situación. Puede entenderse que las cifras y la composición del pasivo se mantenga en reserva para una mejor negociación con los acreedores, pero hubiese sido necesario escuchar algunas líneas más profundas  sobre las causas del desastre.
  • ·        Queda claro que "alguien" pondrá dinero, los suficientes como para construir 20 cocheras que luego se venderían y que el ingreso y egreso a esas cocheras será mediante un ascensor para automotores que ocupará el sector lateral, donde hoy hay una garita y un sector de la boletería, pero no el frente en sí del teatro. No queda claro quién o quienes son los que prestaran dinero hasta que la venta de las cocheras se realice y en que monto y en qué plazo se harán las obras y la posterior venta, para saber cual es el resultado financiero final.
  • ·        Queda claro que el total de lo recaudado por la venta de cocheras, será dedicado a pagar deudas que no puedan ser refinanciadas y a poner en valor el resto del edificio. Lo que no queda claro es quién o quienes accederán a refinanciar sus acreencias, si hay embargos como afirman que hay, sabiendo los acreedores que le IFT recibe plata fresca por esa venta de cocheras, ni cuánto dinero hace falta para poner en valor el edifico histórico del IFT.
  • ·        Queda claro que de ser necesario también se venderá el espacio aéreo, es decir, del techo hacia arriba, para la construcción de más metros cuadrados por inversores. No queda claro cuáles son las valuaciones de tal espacio, ni el posible destino de tal construcción ni si se trataría del o de los mismos inversores-amigos que ponen plata desinteresadamente para las cocheras.
  • ·        Queda claro que el teatro mantendrá su capacidad para 600 espectadores. Pero no queda claro, si será en una sala o en dos o en tres. Pareciera ser que si los dineros alcanzan modificaran la sala principal por cuanto no juzgan rentable una sola sala para 600 espectadores en esa ubicación geográfica.
  • ·        Queda claro que los 4 trabajadores despedidos cobraron su indemnización de ley y que es imposible su reintegro inmediato. No queda claro si hay más trabajadores en peligro de ser desempleados.
  • ·        Queda claro que los talleres y cursos se mantendrán. No queda claro si lo permitirán las obras en el edificio o bien ocuparan otros espacios institucionales de la colectividad judía.
  • ·        Queda claro que tanto aquellos que están al frente de estas decisiones, como aquellos que se oponen, desean que el IFT no pierda ni su edificio, ni su tradición, ni su compromiso. No queda claro entonces, por qué  no pueden ponerse de acuerdo y los opositores al proyecto no pueden apoyar a los que tienen sobre sus hombros la enorme responsabilidad de decidir y por qué quienes deciden no pueden escuchar más a quienes piensan diferente y agrandan un poco más la mesa de participación.
             Es absolutamente necesario entonces que las desconfianzas desaparezcan, que se entienda que nadie quiere borrar al IFT del mapa y que cada quién aporte lo que tenga para aportar,  porque la hora que vive el IFT es muy grave. Es una asociación civil que tiene menos de doscientos asociados que abonan una cuota simbólica de apenas 20 pesos mensuales, quizás los miles que se indignaron y dolieron por las redes sociales se dispongan ahora a sumar sus 20 pesitos y la cosa mejore un poco, aunque más no sea, en la suma de voluntades.




COPIA COMUNICADO OFICIAL:

REFUNDICIÓN NO, REFUNDACIÓN SÍ

Situación actual del teatro IFT

Hace años que el Teatro sufre de un sostenido déficit que nos ha llevado a un pasivo imposible de afrontar.

El IFT tiene costos fijos muy altos, provocados por varias salas sin un aggiornamiento adecuado —sin calefacción ni aire acondicionado; con baños, camarines y hall de entrada antiguos o en desuso, etc.—.
Si bien hemos contratado a tres productores en los últimos años, ellos no han podido lograr la sustentabilidad económica y financiera que requieren la estructura de personal y los costos de un teatro tan grande.
Nuestro Teatro recibió numerosos embargos de cuentas, por deudas con la AFIP, bancos, sindicatos, obras sociales, además de otras deudas con personas privadas, Argentores, personal, prestamistas, etc.
La programación y las actividades del Teatro han sido insuficientes para lograr un posicionamiento. Esto, sumado a las deudas mencionadas y a que su ubicación geográfica está afuera del circuito comercial, ha puesto en jaque su continuidad.

Frente a esta difícil situación, real y concreta, el IFT tomó la decisión de pedir ayuda al ICUF (Federación de Entidades Culturales Judías de la Argentina). A esta Federación pertenece también Sholem Buenos Aires —Institución que, en la actualidad, cuenta con 1.700 socios. El teatro IFT ha tomado la decisión de unirse a esta Institución y así conformar su “pilar cultural”.

Sholem Buenos Aires sostiene su proyecto general con base en cuatro pilares
• Político: lo aporta, desde hace años, el ICUF.
• Educativo: lo lleva adelante el AIA CER de Buenos Aires.
• Deportivo: lo sostiene el Scholem Aleijem.
• Cultural: lo brinda el IFT; baluarte de la cultura judeo-progresista y popular de la Argentina. Siempre un faro, a pesar de los vaivenes políticos que atravesaron a nuestro país y de la oscuridad de muchos de esos años. Desde estas organizaciones, hemos aportado importantes recursos humanos y financieros con el afán de, durante los últimos meses, ayudar a encontrarle una salida a un teatro que, hoy es imposible sostener.

A pesar de nuestro esfuerzo, y luego de muchas reuniones, en una Asamblea con gran participación, hemos llegado a la conclusión de que la única alternativa es reciclar al IFT y, así, modernizarlo para que éste se ajuste a las demandas actuales del circuito cultural.

EL TEATRO NO SE CIERRA ni va a perder historia; todo lo contrario, preservaremos su continuidad y recuperaremos el teatro independiente judío más importante de la Argentina, con sus jóvenes ochenta y dos años de trayectoria.
Sin embargo, no podemos quedarnos con lo que fue; hay que pensar en el
futuro y, para ello, todos estamos embarcados en la siguiente propuesta.

¿Cuál es el plan de refundación del Teatro IFT?

Para aprobar este plan de refundación se convocó a una Asamblea en la cual participaron más de cien socios, además de directores, activistas, jóvenes que estudian teatro en el IFT y miembros de nuestra comunidad. Todos aprobaron por unanimidad la propuesta de embarcarnos en remodelar y reacondicionar las salas, y darle un nuevo perfil cultural con la ideología de siempre, que posibilite la sustentabilidad económica y financiera que hoy no tiene.

• En el subsuelo del Teatro, proyectamos construir un piso de cocheras.

Esta obra no afectará la estructura actual del Teatro. Para su construcción, un grupo de amigos aportará los fondos necesarios. Todo ingreso que las cocheras generen se aplicará al pago de las deudas y al aggiornamiento de alguna de las salas actuales.

• Asesorados por productores, arquitectos e ingenieros iniciaremos un período de estudio sobre cómo redimensionar las salas existentes. La sala “uno” resulta excesivamente grande en su capacidad, para el público que convoca la zona y para la convocatoria de las obras del teatro en Buenos Aires, en general. Mantendremos, siempre, la capacidad del Teatro de 600 espectadores.

• Algunas certezas

EL TEATRO IFT NO CIERRA SUS PUERTAS, NO REMATA LA HISTORIA DE SU LARGA TRAYECTORIA NI PIERDE SU IDENTIDAD.

Entramos en una etapa de reacomodamiento, para poder dar un salto de calidad en la producción escénica y en nuestra labor pedagógica.

El teatro no se cierra ni se vende, sólo enajena una parte de sus metros bajo tierra y, eventualmente, el espacio aéreo.

EL VOLUMEN QUE HOY INVOLUCRA A LAS DISTINTAS SALAS DEL TEATRO Y SUS DEPENDENCIAS SEGUIRÁ SIENDO EL MISMO, SALVO EL SUBSUELO.

En primera instancia la sala “uno” se modernizará, se reciclará para lograr competitividad; se aggionará a lo que el ambiente cultural ofrece, hoy por hoy. Con esto BUSCAMOS REPOSICIONAR AL IFT COMO UNA ALTERNATIVA CULTURAL, POPULAR YABIERTA A NUESTRA GENTE.

¿Qué pasará con el Teatro y con las actividades, durante la reforma?

A la fecha, el TEATRO SEGUIRÁ ABIERTO en forma reducida. Hemos tenido que despedir al personal, por falta de fondos para seguir abonando todos los gastos de funcionamiento.

Renegociaremos las importantes DEUDAS que tiene el Teatro con la AFIP, obras sociales, sindicatos, entidades privadas y bancos.

LAS ESCUELAS Y LOS TALLERES tendrán continuidad, en la medida que las obras lo permitan.
Funcionarán normalmente y, durante la reforma, Sholem Buenos Aires habilitará los ámbitos necesarios para continuar, sin interrupción, las actividades hasta la reapertura del Teatro. De haber algún espectáculo, se contratará personal de forma puntual, para atender las salas y dichos eventos.

DESMENTIMOS CATEGORICAMENTE LAS VERSIONES QUE HABLAN DE DEMOLICIÓN, CIERRE Y REMATE. Como lo venimos difundiendo en el Comunicado Oficial —y hemos acompañado con nuestras acciones—, estamos haciendo muchos esfuerzos para salvaguardar estas salas. Antes de que la situación llegara a este punto, hemos recurrido al Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, hemos hecho todas las gestiones pertinentes ante las diferentes agencias estatales en lo que concierne a las obligaciones fiscales, hemos hecho festivales solidarios, aportes, bonos.

Apostamos a la vida, a cuidar la cultura y a defender nuestra identidad. Somos parte de esta Institución, somos herederos de su historia, queremos al IFT y no permitiremos su cierre.

Las acciones que hemos realizado son las que consideramos pertinentes para encarar un proceso de reestructuración institucional y edilicia.

Esperamos contar con su apoyo y predisposición al trabajo solidario.

Agradecemos el acompañamiento de actores, directores de teatro, músicos, amigos del Teatro IFT y medios de prensa que nos ayuden a difundir este plan de refundación de una institución sin fines de lucro que siempre ha aportado a la construcción de la cultura popular.

Sr. Jacobo Meir Aisemberg
Presidente
Comisión Directiva - Teatro IFT




No hay comentarios:

Publicar un comentario